viernes, 12 de enero de 2018

Migas malagueñas


Las migas es uno de los platos más tradicionales del invierno malagueño sobre todo del interior de la provincia  y de la cocina de reciclaje,  su base son tres ingredientes sencillos y humilde, sobras de pan que durante la semana se guardaba en una talega de tela, aceite de oliva virgen extra que era lo que  existía en todas las casas, ya que el aceite de girasol irrumpió  en las cocinas allá por los años 50 y ajo, y con esos tres ingredientes se creó este humilde plato, luego los acompañamientos  dependen de la zona y de la despensa de las casas.
El éxito de unas buenas migas radica en un buen pan, ahora cuesta encontrarlo a no ser que conozcas panaderías artesanas, yo no tengo problemas porque hago mi pan, si queréis ver una buenísima receta de pan cateto entrar aquí  y en vez de hacer tres barras, hacéis una única pieza.
Ahora unas pinceladas sobre el AOVE.
Todos sabemos que el aceite de oliva virgen extra se puede recuperar después de una fritura colándolo y guardándolo alejado de la luz para una próxima utilización, dado que aguanta unas cuantas frituras más, si no lo maltratamos llevándolo a temperaturas que sobrepasen los 220º 
hasta ahí todo correcto.
Ahora una recomendación, nunca pero nunca mezcléis aceite reciclado con aceite limpio, porque estropearemos nuestro magnifico AOVE, que tantos beneficios aporta a nuestra salud y que debemos cuidarlo como se merece.
 
Ingredientes:
Para dos personas
1/2 kilo de pan  asentado a ser posible que sea pan cateto o artesanal
8 dientes de ajo
4 pimientos verde
2 huevos
1 chorizo
1 trozo de morcilla
50 grs. de tocino
150 grs. de lomo de  cerdo
6 cucharas de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca
sal

lunes, 8 de enero de 2018

Arroz caldoso mar y huerta

 ¿Qué pasa si mezclamos las propiedades del marisco con las de la huerta? pues que aparecen vitaminas, minerales por doquier, y si además añadimos el arroz que es un excelente cereal, pues diríamos que es de los mejores platos que se pueden comer, saludable, y sin aditivos de ningún tipo añadido, porque lo hacemos nosotros en casa y sabemos lo que echamos, y cuidamos de nuestra salud.

Ahora como viendo siendo costumbre  unas pinceladas sobre el aceite de oliva virgen extra, nuestro AOVE, nuestro oro verde líquido.
Para proteger nuestro AOVE y nuestra salud, es muy importante no sobrepasarnos con la temperatura, evitar que el aceite  se queme y suelte sustancias toxicas, con esto no os digo que tengamos que cocinar con un termómetro, solo vigilar que el aceite no humee, que es el punto donde el AOVE se degrada y se alteran las sustancias.

 Ingredientes: 
Para dos personas
160 grs. de arroz
1 tomate rojo maduro
1 pimiento verde
1 cucharadita de cúrcuma rallada
1 jibia pequeña
150 grs de almejas
150 grs. de gambas
100 grs. de guisantes frescos
2 alcachofas
2 diente de ajo
1/2 vaso de vino blanco seco
2 cucharas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal

Modo de hacerlo: 
Primero troceo el pimiento y el tomate previamente pelado y el ajo, y  rallo la cúrcuma.
En una sartén pongo el aceite y cuando está caliente echo el pimiento con los ajos y la jibia troceada tal como veis en la foto, cuando empieza a tomar calor ya lo mezclo todo y añado el tomate.
Incorporo los guisantes, y las alcachofas partidas en dos, unas vueltas para que se integre todo y añado el vino.
Mientras se hace el sofrito, preparo el caldo, en un cacillo pongo una cuchara de aceite y sofrío las cabezas de las gambas y los restos de la jibia a fuego fuerte para que suelten todo el sabor pero sin quemar el aceite, añado las peladuras de los tomates y añado agua, lo dejo hervir a fuego medio 10 minutos y ya tengo el caldo hecho, solo tengo que colarlo. 
 Cuando el sofrito está listo le añado el arroz, unas vueltas para que se mezcle bien y añado el caldo, la cantidad 3 partes y media del volumen del arroz.
y lo dejo a fuego medio 15 minutos, y es el momento de rectificar si hace falta  sal y  añadir las almejas  y un minuto después las gambas, tapo la sartén y la retiro del fuego, unos minutos para esponjar el arroz
y directamente a la mesa, que estos arroces no tiene espera.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Coles moreá viuda

 Este es un exquisito plato de coles sin grasa animal,  porque ahora que entra el frío  apetecen los buenos potajes, pero lo que no me apetece es comerlos con mucha grasa, y no es que me esté volviendo vegetariana, soy de las que opina que hay que comer de todo pero con moderación,  pero si reconozco que cada día me gustan más este tipo de guisos, más suaves, más digestivos .......
Esta versión está inspirada en las coles moreás de mi amigo Salvi, que ya en su día publiqué y que os dejo el enlace aquí para que así podáis hacer las dos versiones y elegir el momento de comerlas.

¿Por qué usar aceite de oliva virgen extra  "AOVE" y no otra grasa? 


Una de las frases que con más frecuencia oigo cuando se habla del AOVE, es que es más caro.
 Que el AOVE es caro? eso es muy relativo, que sí,  que cuando pasamos por caja pagamos más, pero cuando llegamos a casa empieza el ahorro, el aceite de oliva virgen extra si lo tratamos con cuidado y no lo llevamos a temperaturas extremas, podemos reutilizarlo, no una, ni dos, ni tres, hasta cuatro y cinco veces, mientras que los mal llamados aceites, los de semilla, se deterioran cuando llegan a   180º y no nos conviene reutilizarlo si miramos por nuestra salud, ahí ya estamos ahorrando.
Desde el punto de vista nutricional, los aceite de semilla son más pobre nutricionalmente, ahí llevamos otro ahorro, y seguimos mirando por nuestra salud.
Una ensalada aderezada con aceites de semillas es pobre en sabor, todo lo contrario que si usamos un buen aceite de oliva virgen extra, ganamos en sabor y en salud, otro ahorro.
Y podrá seguir pero no os quiero cansar, en la próxima receta, os contaré más cosas de nuestro oro líquido el AOVE.

Ingredientes:
1/2 col del país
2 zanahoria
2  cebolla
1/2 pimiento rojo
1 patata
1 guindilla sin las semillas
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
pimienta negra
150 gr. de judías carilla

1 cucharadita de cúrcuma
3 cucharas de aceite de oliva virgen extra variedad hojiblanca
2 cm. de jengibre fresco
sal